El acoso sexual es una realidad y existe en las empresas. Podemos decidir entre verlo o ignorarlo.

En Colombia, la prevención del acoso sexual está entre las acciones que se consideran más importantes para lograr la igualdad entre mujeres y hombres, según un reporte de la encuestadora Ipsos el año pasado. Esto se debe a que este es también uno de los tres problemas más importantes que enfrentan las mujeres en el país y esta es una observación que viene tanto de mujeres como de hombres. En este contexto, es una urgencia y una oportunidad abordar este tema y de eso justamente se trata Elsa: una herramienta digital financiada por el BID y desarrollada por GenderLab para construir espacios laborales sin acoso. Esta herramienta digital se implementa en Colombia con el respaldo de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer y en alianza con las cámaras de comercio, la Andi y las empresas privadas.

El acoso sexual laboral no es un tema de las mujeres, es un tema de las organizaciones. Trae consigo costos empresariales que están invisibilizados. Las estrategias tradicionales para hacerle frente, como son las capacitaciones que se limitan a replicar lo que dice la ley, han probado ser ineficaces...

Continúa leyendo en El Tiempo.