Tres frentes de equidad que puedes abordar en un año - sin fallar en el intento

Tres frentes de equidad que puedes abordar en un año - sin fallar en el intento

Emprender por primera vez un camino sólido de promoción de equidad de género en tu organización puede sonar extremadamente retador. Si bien es ciertamente doloroso reconocer que la brecha de género es transversal a demasiados aspectos de nuestra sociedad, esto mismo nos ofrece un amplio campo de innovación para desafiar sus diversas manifestaciones.

En este post, identificamos tres disparidades que pueden ser fácilmente abordadas y así cumplir objetivos rápidos que le den un espíritu dinámico a tu estrategia de equidad de género.

  1. Brecha de uso de tiempo:

Esta es la firme ganadora a los premios de “Brechas Que Empeoraron Sustancialmente Gracias A La Pandemia”. Si antes del Covid-19 ya teníamos un panorama desolador en el que las mujeres le dedicaban muchas más horas más que los hombres a las tareas de cuidado solamente en Perú(1), la nueva normalidad nos trae una realidad recargada en la que las mujeres, dentro de sus posibilidades, han optado por permanecer en modalidades remotas para poder atender estas tareas con mayor efectividad, ya que continúan sin llegar a una distribución equitativa de las mismas con el resto de los miembros del hogar. Así, han implementado acciones que permitan una verdadera desconexión digital tras el horario laboral, transparencia en la carga laboral y canales oficiales de comunicación. Además estas acciones, hay un pequeño ajuste en la cultura de liderazgo que nos puede hacer ganar terreno rápidamente. Esto es: reducir al mínimo posible los cambios repentinos o impredecibles de turnos, la exigencia de hacer horas extra para enfrentar emergencias o la idea de que “la camiseta” de nuestro personal se mide en el nivel de sacrificio que hacen para quedarse fuera del horario laboral. Esto no solamente tendrá un efecto visible en la calidad del balance vida-trabajo del personal: un reparto equitativo del trabajo extra también ayudará a prevenir disparidades salariales en negocios que dependen de la facturación horaria o comisiones.

Una opción es a través de una herramienta digital que ayude a mantener los turnos equilibrados y la transparencia de la carga horaria desde una app móvil como Connect Team. También podemos ensayar cargar nuestro workflow a plataformas como notion.so o trello.com para hacer visibles las tareas asignadas a cada persona y el tiempo que demanda cada una de ellas. Para evitar agendar reuniones innecesariamente largas o fuera del horario laboral de tu equipo, puedes decidir implementar el uso de Calendly (que además puede ser compartido con clientes o personas externas a tu organización).

  1. Brecha digital:

Hablando de herramientas no code, esta década tiene una evidente tendencia a su proliferación. Es la democratización del acceso a la programación y sus beneficios para aquellas personas que históricamente han visto su acceso a lo digital limitado (2), ya sea por falta de cobertura geográfica, por el alto costo de planes de Internet o los dispositivos necesarios para aprovecharla, o por sesgos que le atribuían un género al espacio digital y relegaban a otro a lo offline. Gracias al no code, nunca había sido más fácil impulsar la digital literacy (conocimientos prácticos informáticos) entre aquellas colaboradoras que lo necesiten o que demuestren un especial interés en acercarse a este mundo (3). Si tienes un equipo de Marketing o una área de Gestión Humana puedes proponerles que se acerquen a interactuar con IA (Inteligencia Artificial) a través de plataformas como Copy.ai para generar contenido, o Julliet.ai si buscan una opción en español. Ambas sirven tanto para facilitar la comunicación interna como las interacciones con clientes o terceras personas. Además, si lo que buscas es centralizar todas las tareas o workflow, una plataforma como Zapier o monday.com puede ser un buen punto de partida.

Hostigamiento o acoso sexual laboral:

Durante el 2022, a través de ELSA (4), pudimos verificar que la denuncia es la última opción o recurso de las personas afectadas y eso se refleja en los números reportados por canales de denuncia. Si bien es cierto que la falta de denuncias supone la barrera inicial para que una organización conozca la magnitud de las situaciones y pueda visibilizar su compromiso, es hora de que dejemos de ver a las personas que pasan por experiencias de este tipo como las únicas responsables o capaces de reportarlas. Hay un inmenso poder en la proactividad de de testigos o bystanders: personas que están alrededor de la situación y que no solo pueden denunciarla, sino que también se convierten en potenciales agentes de disrupción con el poder de detener la conducta o acción en el momento en el que ocurre (5).

¿Cómo lo hacemos? Tenemos que hacer del acoso un problema de todos y no solo de las personas involucradas. Tenemos que empoderar a testigos para que no guarden silencio. Podemos empezar a hacer a través de la difusión de las 5D: directamente intervenir o inmediatamente escalar la intervención, distraer a quien acosa, desahogar en un espacio seguro a la víctima, documentar la situación o las acciones de acoso y, finalmente, denunciar el caso (6). Como siempre y en cualquier sistema de prevención, será a través del ejemplo de las personas que ocupan estos cargos que nuestros equipos se sentirán respaldados para actuar con estos principios. Puedes capacitar a tu personal o armar campañas de comunicación para que esto suceda. Por supuesto, puedes contar con ELSA para saber cuál es el estado de la situación de tu organización y armar estrategias basadas en la evidencia. Es un proceso sencillo, anónimo y que se puede hacer rápidamente (7).

¿Qué esperas para empezar con alguna de estas acciones? Un nuevo año es una página en blanco lista para aplicar nuevas perspectivas y soluciones creativas, que tu estrategia de equidad no se quede atrás.

__________________________________

(1) Brechas de género en el uso del tiempo, MIMP

https://www.mimp.gob.pe/files/direcciones/dgignd/publicaciones/Brechas-de-genero-en-el-Uso-del-Tiempo.pdf

(2) Accelerating gender equality in digital development, World Bank Group

https://thedocs.worldbank.org/en/doc/61714f214ed04bcd6e9623ad0e215897-0400012021/related/Digital-Development-Note-on-Gender-Equality-November2021-final.pdf

(3) Estudio exploratorio sobre brechas digitales de género en población adolescente en Perú, UNICEF

https://www.unicef.org/peru/media/12096/file/Resumen%20Ejecutivo:%20Estudio%20sobre%20Brechas%20digitales%20de%20género%20en%20población%20adolescente.pdf

(4) GenderLab ha publicado una serie de informes con información recogida mediante nuestra herramienta ELSA que brindan evidencia del acoso sexual laboral en espacios en Latinoamérica. Los pueden revisar aquí: https://www.genderlab.io/#recursosdeimpactosocial

(5) Know Your Rights. Witnessing sexual harassment at work, National Partnership for Women and Kids

https://www.nationalpartnership.org/our-work/resources/economic-justice/sexual-harassment/know-your-rights-witnessing-sexual-harassment-work.pdf

(6) How to intervene when you witness a microaggression, Harvard Business Review

https://hbr.org/2022/09/how-to-intervene-when-you-witness-a-microaggression

(7) Si quieres que tu organización cuente con ELSA, puedes escribir a pia.olea@genderlab.io